miércoles, 27 de febrero de 2013

Mi querido, todo lo que he hecho ha sido errado, he esperado teniéndolo todo para decidir,
 podría haber muerto este día, sin embargo espero la única cosa sobre la que no tendría yo excusa alguna.

En qué me he convertido?

Sé que me tienes lástima, que tu primera opción es golpearme, hacerme sufrir,
algo de dolor nunca es tan malo cierto?
Y luego…arrepentimiento, te arrepientes y te doy lástima my love.

Pero las cosas por más que quisieras, no son así
Nada es tan simple, yo no soy tan simple, tú no eres tan simple,
El golpe, mi amor, Parece que es lo que nos une.
Y a mí no me molesta, en ocasiones me excita,
Hoy solo quiero salir un momento, pintarme bien la cara, nadie me verá el torso desnudo,
Solo hoy, nadie me verá. Porque por hoy, nadie sabrá quien eres,
Nadie sabrá quien soy.

miércoles, 15 de junio de 2011

Descripción,

Litros de café cortando la lengua a la mitad, y la borra no seca el paladar,
Las orillas del viento se dibujan nítidas al horizonte de edificios, y la música es solo ruido.
Los ojos explotan en lágrimas,
¡arde tanto el llanto!
Hay una pérdida ajustada, que debe entrar en las acolchadas sedas del ataúd,
se ciñe precisa a la cintura del recuerdo, se despista ante un sol friolento y galletas baratas,
La muerte se engrana a la respiración vaporienta del otoño vestido de invierno.

No hay derecho a sentir, no aún, hasta terminar los trámites de madera,
para permitir que otros tengan ese lujo,
porque el cordón umbilical nunca fue masculino.

jueves, 31 de marzo de 2011

No…nada de eso, ¿sabes que pasa al final?

Es que: Cuando cruje tu espina,

Mi alma se desnuca,

Y entonces: Los pies me caminan sin instrucciones,

Meto las garras recién maquilladas en un riñón del aire,

Y como interviniendo un sondaje,

Sigo viviendo.

Sin- intención- alguna(.)

- ahhh, viéndolo de esa forma, me queda mejor la chaqueta roja con zapatillas negras, que la peluca gris con guantes calados.

lunes, 8 de noviembre de 2010

A penas un quejido,
un instante desatado
La verdad se destempla en las crines de tu voz inmaculada.

Aceptación

El sosiego dispara con todo su temple florecido en la punta de mi lengua,

(músculo adiestrado para pegarse cual mazo, contra la propia estupidez, igual que al hielo).

Llega hoy el sosiego en su totalidad absolutista, a tragarme,
Tirano y distante,
Solidifica mi saliva impropia, y tan desbordada
En la isla no virgen,
Que es mi boca.
Abandonarse a las agujetas sangrientas del tiempo: irreverente del destino,

He de aceptar el sosiego,
Más no, el silencio pretencioso.

lunes, 25 de octubre de 2010

II

Las pestañas frías, llenas de esferas de agua, le obligaban a sacar los puños del bolsillo, y enviarlas al suelo, a su destino de gravedad común. Ya no distinguía el llanto, de la lluvia. Iluminado desde el farol por un ángel con extremidades de fuego, recuerda,


“Condenso en mi aliento impuro, los sutiles pezones de un infierno adolorido,
La leche de tu miedo, el sudor carmesí de tus rincones,
le abre yagas a mi destierro.
Si tu ventana se amarillenta de luz,
Ladraré en el vientre desprotegido de los péndulos dorados
Que se aparean con la calle,
A mis pies”

Rendido, se durmió empapado, con la voracidad de un viento tropical, concéntrico a su boca de arena, esperando vida desde el trisado vidrio lleno de fisuras ensangrentadas, con pelos colgando desde el marco del ventanal.


No hay diferencia cuando la existencia se vuelve una.

lunes, 18 de octubre de 2010

Me rehúso a dedos "foráneos" sin prueba de blancura!

Escrotos de indelebles alegrías y blasfemas hipocresías,

¿qué han hecho de mis ganas descascaradas por arrancarle algo,
un pedacito baboso a la vida que me queda?

Ese dedo acusador...la mano veterinaria: ansiosa por testear mi próstata querida,

Hoy me sumo a la testarudez ante la ciencia perniciosa y violenta,

Rehúso el examen que pretende desflorarme el ano,

Metiendo y sacando como purgante, mi dignidad de bolsillo,
por un resultado,

Que señores! Seamos claros!!,

Ya conocemos.