martes, 22 de enero de 2008

Deporte Extremo.




Estás en una altura lejana,
Me encaramo a tus pantorrillas desahuciadas,
Hundo con hábito imperceptible mi cabeza en tu vacío para agarrarme con fuerza a tus rodillas,
Anclo las manos a tus caderas, y sospecho esa cumbre en mi garganta,
Me arrastro, despacio por tu sinuosa piel,
Desparramas mi pecho en el subir,
Resbalo en tus contracciones.
Alcanzo a girar antes de caer,
Mi pelo se desploma nuevamente a tus pies,
El lomo de mi gemido ancla su húmedo grito a tu apetito rebelado,
Me sofocas, desenrollas y amilanas,
Me susurras, estiras, cuestionas, me salpicas y me tragas,
Me dejas, aprietas, y me estrujas la mirada,
Me atrapas, alejas y encierras en tus sábanas,
Me controlas, te asustas,
Y aprovecho de seguir mi escalada…

No hay comentarios: