viernes, 29 de febrero de 2008

Tartamudeos

Get this widget Track details eSnips Social DNA




- ¡Líbreme tenedor de la cuchara que no sorbetea el fondo!

- Ah! piedad,
Piedad sin fines de lucro...
(léase Piedad: nombre de pila)

- "Un aeródromo en cualquier población representa un peligro a las personas."
¡Pongámoslo en un mall!...
con ese ingenio: paciencia encabezada con w, sustituya por t, y arme frases con u.

- Se busca!!
...siga participando.

- No vengo a vender,
a pedir,
ni a regalar,
solo vengo a ventilar comas tekilianas.

- *¡chanchito tierra!!
Reconozco mis limitaciones y las festejo.

*léase posición fetal violenta, y rápida, ocultando la cabeza entre los brazos, tocando la pera en las rodillas.
Píense-se lo que quiera…
(pero hay cariño...)

Hay que mantener la temática? un lujillo (derecho a tontear...)en cuclillas, solo por ayer, esta vez...

(se ve que el fuerte no va por tecnología, Radio GiGante..)

martes, 26 de febrero de 2008

Y nada rota...



Me arde el mudo y sordo silencio…

Carcajadas, malditas y borrachas, repartidas entre la real vía llena y esta nada que ando cimbreando como manía de última voluntad.

La angustia bastarda de morder el tibio aliento de tus palabras a la rotunda distancia.

Una voltereta en cada curva que mi lengua despelleja a tu espalda, por cada salto de embrión que das, escurriéndote en preguntas que no le vienen, devuelven ni van a tu médica academia.

Tuerto rey de mis silencios, descansa en el color de tu tierra prometida, yo me he henchido de corretear horas ciegas que escarban tu sudor en mis arterias.

Adicta…adicta a tus fluidos que cocinan a fuego lento mis ansias.

Besos pectorales, ventrales amotinados a mi razón, han de seguir hurgando en tu brote de aire.-

jueves, 21 de febrero de 2008

Aún

Cierto, no dejo de jugar entre tus dedos,
De hundirme en tu pelo viento.

De escuchar tu nombre enganchado en mis tripas.
Es ahí, en tus ojos donde creo en Dios.

En mi defensa…
Nada.

sábado, 16 de febrero de 2008

Otro número en silencio...




Qué porcentaje?
No voy a ser un número que resbale en tu espalda.

Voy a golpear el verbo de los años con mi lengua ensangrentada,
Desgarrar la piel ciega del destino,
Abrir las piernas de las conciencias moreteadas,
Doblar mi naturaleza, y penetrar la humedad de los cóncavos errores,
Morder la sordera del mañana,
Y saborear mis dedos untados en el flujo de la verdad, cuando por haber acabado,
Salpique mi andar.




Hoy ella se esfumó a punta de metales, maderas, todo lo que el que tenía a mano le lanzó, le incrustó el infierno porque la cena estaba fría…y yo que solo alzaba la mano para saludar desde lejos, al toparla en la vereda…
Se dijo que no eran gritos, sino el aullar de gatos en celo, que era extraña porque usaba gafas en invierno y suéter tortuga en verano. Yo no vi, y estuvo en mi reflejo, no escuché y arañaba mi oído, mi mano saludó y debía disparar…malditas mil veces mis mil vidas que han dejado la carne, ser un número. Por la egoísta comodidad de no ver, no escuchar, no mutilar primero…



miércoles, 13 de febrero de 2008

Una licencia...




Solo por hoy me doy licencia,
me doy y te entrego una palabra, y hasta una frase.

Solo porque hoy te extraño,

me faltas más que a todas esas “putas y héroes” que sueles frecuentar.

Extraño el combate alterado auricular, del ventrículo izquierdo, derecho y todo lo demás, por encajarse en mis costillas y salir por la garganta cada vez que sospecho tu vuelta circular.

Porque extraño al único barman que conoce y agita la sangre inyectándola hervida en mi yugular.

Dame la fonética de tus días, la liturgia de tu estar, y yo a cambio te daré una palabra, hasta una frase, que acabo de arrepentirme pronunciar.


imagen: http://www.ucr.ac.cr/fotos_noticias/pie_Sep_2007.jpg

sábado, 9 de febrero de 2008

Recibí tu Carta





He ido yo misma a buscar la carta al correo, con este calor que derrite la carne, no podía arriesgar otra confusión de direcciones.

Una plaza, una sombra, una banca.

Destrocé rápidamente el sobre.
Ya con el primer párrafo mi respiración se agitaba…suavemente resbaló el bretel de mi blusa, ardía mi hombro descubierto.
La mano desconcertada, dejaba al pulgar desplazarse, quemando, hundiendo, abriendo mi boca.
Mi pecho alzado sentía endurecer con furia su volumen (sabes que en verano no uso sostén que apriete mi cordura).
Se adormecían mis oídos.
A medida que avanzaba la lectura, mi mano bajaba por el cuello, se detenía a recorrer las clavículas. Los dedos emancipados, comenzaron a dibujar, (turnándose) circunferencias en mis muslos, trepando las caderas, escurriéndose por el pliegue de las piernas, rozando la tibia humedad que ocultaba la falda.

Al fin y menos mal, llego a tu firma. He sudado demasiado (como recién salida de una fructífera ducha).
Corroída aún en el papel de tus palabras, prendí un cigarrillo, mis sentidos lentamente se incorporan.

Hay gente a mi alrededor, cuando abrí tu carta no había nadie.
Seguro ellos lo saben, saben lo caliente que me has puesto, como me has dejado.
Desafiando la vergüenza, (y ocultando en mis brazos esas dos agudas puntas de mi pecho) le pido a unos hombres que me vendan un caño (el olor continuo del humo exacerbaba el efecto de tu carta), y...me lo han regalado…

-Gracias
-Ufff no, gracias a ti…!

viernes, 8 de febrero de 2008

Por qué Sombra Falsa...

Intento de respuesta a Elena y Ev:


El hábitat del contraste es la intensa agonía del estar, el choque con la finitud.
El tránsito de la oscuridad de los cuerpos a la polución encandilada de millones de partículas de luz, oscilantes en nuestra perspectiva, nos reducen a la perversa obligatoriedad de mezcla en carne y huesos.
}
Ese oscuro venir de las estructuras a veces quebradas, somnolientas o esquizoides envueltas en piel, iluminadas o sofocadas a contraluz son lo que nombramos sombras, inevitablemente unidas a la estructura-cuerpo, que pasa desapercibida, tanto o más que la conciencia.
Y que según el hábitat de nuestro propio contraste puede delinearnos, o difuminarnos, resultando ser…falsa.

Esta sombra difumina mi estructura quebrada, somnolienta y esquizoide, contrasta el hábitat de mi “deber” se niega a ser una reproducción barata de luz, rechaza mi carne, libera mis huesos.
Pero al sol, sabe que no puede ir más allá de lo opaco, que su batalla se queda oscura, impotente, sabe que en mi contraste no puede ser más que falsa…



imagen: "Columpio" Salgado


jueves, 7 de febrero de 2008

Ven


Sobre tus piernas me envuelvo,
Se anilla mi boca en el eréctil pilar de tu tiranía
tus labios van derritiendo la borracha perversidad de mi desafío,

Soy el guante que macera tu ingenuidad
La peregrina de tu deseo
Eres la carne que abre mis pecados
La cruda sombra que desgarra y quema mi fina conciencia

Ven a empuñar mi humedad
a deslenguar mis excusas
A trepar mi sangre
Ven a deletrear mi piel.
A ser la talla febril de mi cuerpo.
A enfurecer la embriaguez contorsionada de mi gemido,

Ven de paseo…

lunes, 4 de febrero de 2008

Dependencia



Secuestras mis madrugadas
mis pedazos atados a la viga espumosa de tu piel,
Sumerges mi destino, mis dudas y fracasos,
Echas el oscuro anzuelo de mis dos muertes,
Y anudas mi cuello al techo de tu inconstancia,

Me presumo a tu orilla,
Me despojo en defensa propia,
Me abandono al fin
A tu precipicio ausente.



imagen:


domingo, 3 de febrero de 2008

A-dios

Da siempre igual lo que haga o deje de hacer,
Lo que vea venir, o soporte caer,
He de sentir tu olor cuando suda mi piel
Esa subordinación delicada casi imperceptible al esperar por ti.

Yo me he marchado,
Me voy accidentando en el devenir de tu existencia,
He tenido todo, mi vida está satisfecha
Pero este rumor que aprieta mis oídos dice que es la última vez que te veré.
No quiero más clínicas que salven este existir vacío,
Hoy, mi mente ha de morir,
Pero muere sonriendo de haber jugado un poco contigo.

El alcohol ya no me sirve si no es de quemar,
Necesito tu mecha para caminar,
Y ya estoy cansada de esperar,
De reencarnarme en lo mismo.

sábado, 2 de febrero de 2008

Sin.-

(retrato esposa de F.G. Waldmüller)





Puedo vivir sin la transparencia de tu mirada, sin los tobillos de tus preguntas,
puedo oler el vacío de mis manos, sin el tacto de tu mañana,
puedo enorgullecer mi soledad, sin tu pelo acariciando mis miedos,
puedo vestir mi cobardía, sin que tu valiente sonrisa acurruque mis batallas,
puedo escuchar este inmenso silencio, sin que tus pasos desnudos lo llenen de inocente sinfonía,

Puedo vivir con tu ausencia inflamada.

Puedo ver la lírica brisa atravesando el jardín, sin la fresca danza de tus brazos enseñándomela,
Puedo tocar la delgada noche de estos días, sin que el pincel de tu silueta dibuje los colores de un atardecer en mi alma,
Puedo permanecer, sin la música de tus años….puedo permanecer…
Puedo hablar, sin tu fuerte y delicada voz…

Pero no logro resistir el agudo dolor improvisado de mi respiración.
No puedo despegar mis zapatos de tu camino
No puedo humanizar los pedazos subrogados a tu tiempo, a tu carne.

Puedo vivir, pero no logro morir sin ti…