sábado, 16 de febrero de 2008

Otro número en silencio...




Qué porcentaje?
No voy a ser un número que resbale en tu espalda.

Voy a golpear el verbo de los años con mi lengua ensangrentada,
Desgarrar la piel ciega del destino,
Abrir las piernas de las conciencias moreteadas,
Doblar mi naturaleza, y penetrar la humedad de los cóncavos errores,
Morder la sordera del mañana,
Y saborear mis dedos untados en el flujo de la verdad, cuando por haber acabado,
Salpique mi andar.




Hoy ella se esfumó a punta de metales, maderas, todo lo que el que tenía a mano le lanzó, le incrustó el infierno porque la cena estaba fría…y yo que solo alzaba la mano para saludar desde lejos, al toparla en la vereda…
Se dijo que no eran gritos, sino el aullar de gatos en celo, que era extraña porque usaba gafas en invierno y suéter tortuga en verano. Yo no vi, y estuvo en mi reflejo, no escuché y arañaba mi oído, mi mano saludó y debía disparar…malditas mil veces mis mil vidas que han dejado la carne, ser un número. Por la egoísta comodidad de no ver, no escuchar, no mutilar primero…



9 comentarios:

sombrafalsa dijo...

El nivel de violencia intrafamiliar es tal, que se justifica tanto la palabra como el golpe, se ha normalizado al punto de bromear "ee! no me sigas hinchando...que vas a ser el número 71 (por ejemplo)".- número de muertes de mujeres en manos de quienes eran "su amor"en formas tan increíbles que como siempre la realidad supera toda ficción, por más enferma que esta sea...

Involucrarse, ver, escuchar, estar...la indolencia y la comodidad, no deben tener espacio...

elenaberenice dijo...

Estaba tan tan taaaaaan bien escrito, nena.

Es una lástima que haya tanto animal...

elalcaravan dijo...

buen poema, saludos.

ev dijo...

Si muy lamentable... y evolucionamos tan lento en ese sentido que vemos esa repetición por generaciones.
Lo peor es que empezamos a sentir que el hombre es el enemigo y vamos desarrollando armas de defensa, cuando el sentido de una relación debe ser la alianza. Pero ¡qué muro! cuándo no se tiene siquiera conciencia de respeto por la dignidad y la integridad del otro…

Importante tema Sombra, muy bueno que levantes tu voz

Gino Cordova Cares dijo...

Me ha gustado mucho... me conmueve también.
También me hace reflexionar respecto al dilema material de la "propiedad privada": la mujer como "bien mueble" sobre la cual podemos hacer uso independientemente de para que. Pero también pienso sobre la responsabildad de las víctimas independiente al género. ¿Que hace que no exista reacción antes de llegar a ese punto?... creo que el tema da para largo.

Te dejo un abrazo,

Gino

SOMBRA FALSA dijo...

Elena, gracias! si es una lástima, sobre todo cuando las imágenes de televisión forman parte de una realidad a la vuelta de tu casa, a un amigo, cuando dejan de ser noticia macabra, para ser simple realidad cotidiana.-

elalcaravan, gracias! que bueno verte asomar por acá..

ev. gracias! la pérdida de la dignidad es tan sutil, llega con la permisividad del "dominio" hacia el otro, como dice Gino,

Gino, de acuerdo, es un tema sin fin, con millones de factores que determinan la actitud de la víctima, y la mirada social aún se niega a ver. (cuando un individuo lo hace probablemente deje a 5 hijos y a una mujer, sin tener $ para vivir, uno de los factores..)

A pesar del impacto, aún no llega a constituir un SHOCK colectivo, que lleve al cambio cultural...(si da para largo...)



Besos,

Anónimo dijo...

Seas quien seas.. lo haces mucho mejor que yo. Me encanta tu espacio.

Kasandra.

(una noche tengo que venir a fumar y a leerte... así te cuento a dónde me llevas... por las mañanas estoy demasiado acelerada para detenerme en la belleza... no tengo esa calma)

besos

Campeador de sombras dijo...

Mmmm...es todo un tema verdad? Tu texto es contundente, directo, no le falta ni le sobra nada para expresar la rabia, el dolor y la pena que quiere expresar. Es todo un tema. Complejo sin duda. Mmmm...pero creo que tiene sus matices, màs allà de la justa indignaciòn que causa. No sè....son muuuchas las cosas que se ponen en juego en esto de la violencia, especìficamente la familiar o de pareja. No es tan sencillo como pudiera parecer. La rabia ante el hecho concreto es màs que justificada, pero creo que como todo comportamiento humano, merece una atenciòn màs allà de los adjetivos.

sombrafalsa dijo...

Kassandra!!! me llena el verte aquí! sabes que tú me has despertado, viajo y sueño en tu casa...adoro tus respuestas, aprendo, me nutro...
Sinceramente, Muchísmas Gracias!


Campeador, (y de sombras eee?), Gracias por tu huella, siempre importante.
Como todo, y aún más en asuntos personales que llegan a ser sociales, a veces la situación no es lo que parece, creo que más allá de los matices, es posible distinguir si la violencia es voluntaria, satisfactoria u obligatoria, según libertad o intimidación...


Besos,


Siempre de acuerdo que es un tema que da para largo, difícil, que no puede tomarse a la ligera, y tampoco dejar de tomarlo...