martes, 4 de marzo de 2008

Solo un niño…





El implacable ruido de la mudez citadina, descascara las preñadas venas de una urbe que esqueletiza la noche.
Que no todos los gatos son grises, y no todo infante vende solo flores de madrugada...

Gritos y luces, dinero que embarra inocentes sentidos...

El rancio olor de gases negros bencineros, esconden su llanto, mientras intenta subir las flores descuartizadas mil veces esta noche, que debe vender mil veces más.

Pulverizado en cada semáforo, ciega sus sueños, tiene hambre de olvido, frota sus párpados, y va por el pan de mañana a cada vehículo…

Una leva de perros en dos pies, persiguen sus espinas, él corre, quisiera por una vez ser sonámbulo eterno, perder la cuenta…tropieza su inmortalidad bajo las ruedas del destino, y murmura...

Bendice al fin ser solo un niño.

12 comentarios:

Pablo dijo...

Difícil vaticinar que viene después contigo...
Estas entradas tuyas me estremecen un tanto, después de leerla he comenzado algo, te envío una foto cuando lo termine a tu correo...

Que te digo? Bien, muy bien…

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu letra Sombra
Me enamoras cada vez mas
Besos

Krin Chun

Anónimo dijo...

Me voy a quedar por aquí un ratito Maca..
Estoy muy a gusto
Un abrazo.
KSNDR

sombrafalsa dijo...

Pablo, a mí la vida me estremece un tanto...espero ver tu obra pronto!!

Krin, me sorprende en verdad que te gusten mis letras...gracias.

Kasandra, todo el tiempo que puedas y quieras quedarte por acá, para mí un enorme placer que vengas, y que estés a gusto, un honor, sinceramente...
Gracias,


Besos,

elenaberenice dijo...

Se siente dulce... Tu alma. Tú que observas las ventanas desde donde muchos -cobardes- jamás se abisman. Tú que sientes el dolor de los rostros que se bañan en aguas agónicas, saladas. Y ves cómo les zambullen... Las olas.

sombrafalsa dijo...

Linda Elena, me encanta tu voz aquí. Mi alma anda por lugares donde yo no paso...son los ojos empañados que tartamudean algo...

Gracias!
Besos gigantes!

TOROSALVAJE dijo...

Que fuerza y que desgarro.

Creéme que lo ví. Pobre niño.

Besos.

Sombra dijo...

Torito, son muchos los niños para ver, ojalá los granitos de arena puedan sumar algún día una playa enorme que los cubra!!

Besos,

ev dijo...

Buenísimo sombra
Te vine a comentar antes, pero no sé si entró el comentario, porque me salió aviso de blogger.

En todo caso te repito que me alegra mucho que tu Blog esté conmigo.
Un abrazo

sombrafalsa dijo...

Gracias ev, ya te extrañaba...
Sabes que tanto el blog o lo nque llegue a hacer como mi yo y ello, están contigo!

Besos,

El viaje en paracaidas dijo...

Un desgarro cotidiano... pero que pobreza conlleva esa frase cuando escenas como la que describes precisamente son "tan cotidianas". Y la maquina indolente, responde nada...

SOMBRA FALSA dijo...

Gino, somos todos ciegos, sordos. A veces comentamos susurrando lo que más que sospecha es un hecho, en esquinas, semáforos, y cuando da el verde, nuestro auto sigue al tibio hogar. "Que cada uno tiene sus problemas.."
¿qué hago yo? : una indolente más...

Abrazo,