miércoles, 13 de agosto de 2008

Una entre tantas soledades de Mar...


Descalza, me detengo, solo un minuto esta vez,
Para verte,
Para mirar como fluye el agua por tus pies,
como se desgarra emulsionando tus piernas,
Ondula tus muslos, hunde su espuma en tu piel.

Solo un segundo, esta vez, me detengo.
Para escuchar,
Para oír la carrera salada entrar en la contorción de tus vértebras,
salir la punta de tus espinas en soledad aparente…tranquila…

Y mis pies se van empantanando,
Me detengo, solo una vida…esta vez,
Para rozar tus glúteos altaneros, beber tu pecho fresco,
enderezar mi deseo en la curva de tu espalda,
caer mis labios por tu cuello, por tus hombros rectos,
hacer de tus caderas la huella de mis manos, de mis dedos el gemido de tu alma…

Me detengo…en el lejos de mi aliento,
Para seguir soñándote sin perturbar el rítmico ritual que llevas en la playa.

imagen: http://lh3.google.es/variopaint/R9iyXowEJWI/AAAAAAAABXg/7G_QYRBz37Q/s400/Paul%



6 comentarios:

Anya dijo...

Me ha gustado descubrir este blog, es muy lindo, al igual que lo que escribes.
Saludos!

SOMBRA FALSA dijo...

Gracias anya! un gusto que te hayas dado una vuelta por acá, eres muy bienvenida cuando quieras!!

Abrazos,

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Absolutamente hermosa... y de un erotismo llevado en manos del amor...

Me gustó mucho. ¡Felicitaciones!

Un saludo desde Medellín

sombrafalsa dijo...

Gracias Francisco!! un honor que te haya gustado :)

Abrazos,

Nyama dijo...

"Para mirar como fluye el agua por tus pies,
como se desgarra emulsionando tus piernas"


Ahora te gustan los mares.
Bien :-)

sombrafalsa dijo...

Linda Elena, sabes que es un hábito arrancarme al mar, y es que no deja de abismarme el poder hipnótico, la sintonía de esa fuerza infinita con los imperceptibles latidos de mi sangre...siempre ando buscando esos mares, esos que te inundan el alma, rebalsan la piel, ese instante en que no eres, ni estás, abandono absoluto a la carnosa espuma, al agua congelada que adormece los huesos, y desnuda tu soledad...
Así es que...lo marino me viene del siempre, aunque yo esté en el todavía :)

Besos!!