martes, 23 de febrero de 2010

No quiero que tenga sentido,
no quiero un puto sentido más allá de mi mejor amigo, mi fiel, leal confidente: mi ron!! Sabes que sus rocas son como el tarot en mi vida? A que tampoco lo sabías?...

La robusta calma de los días, fríos de verano, de luna opaca en las sienes del silencio, vagabundea mi prisa, se aloja a la carrera de voces tan ciegas, de asombros tan embriagados esperando la lluvia, (a certidumbre que no vendrá)agitando sus ojos, batiéndolos como pañuelo blanco de tregua a mis pasos, quebrados, atorados, resbalosos -zapatos del demonio!-grito y por ahí desde un balcón alguien escucha...

Me voy descalza...siguen correteando bichos para beberse los dedos del pie, hambrientos, éstos se entrelazan, subordinados odiosos de campanadas que ya no se extienden…que hoy son ruidos...

No quiero que tenga sentido!! No quiero un puto sentido que encienda la luz…

4 comentarios:

Dorita dijo...

En ocasiones sentimos eso.
Sentimientos, sensaciones o realidades que no queremos aceptar, o no debemos aceptar.
Es díficil luchar contra ello, en ocasiones es mejor no hacerlo, en otras es mejor luchar por negar la evidencia hasta que esa negación sea la realidad.

Un saludo guapa.
Una faena que estes en esas tesituras.

J.Carlos dijo...

El ron no es mal consejero, despeja la niebla de nuestra mente o la oscurece del todo.
Caminar descalzos para pisar las sombras que nos ahogan, notarlas y aplastarlas; siente el aire húmedo, respíralo y vuelve a pensar las cosas.
Un placer leerte.
Abrazos

SOMBRA FALSA dijo...

Gracias Dorita por asomarte por aquí...lo cierto es que hay nada...solo fue un elevar de copa al vacío,

Abrazo,

SOMBRA FALSA dijo...

J. Carlos que sorpresa y que gusto tenerte por aquí...ya nos veremos luego por allá...
Ahora...ahora decanto, mis manos sangran impotentes del azote que ha sufrido el Sur de este paraíso,