lunes, 25 de octubre de 2010

II

Las pestañas frías, llenas de esferas de agua, le obligaban a sacar los puños del bolsillo, y enviarlas al suelo, a su destino de gravedad común. Ya no distinguía el llanto, de la lluvia. Iluminado desde el farol por un ángel con extremidades de fuego, recuerda,


“Condenso en mi aliento impuro, los sutiles pezones de un infierno adolorido,
La leche de tu miedo, el sudor carmesí de tus rincones,
le abre yagas a mi destierro.
Si tu ventana se amarillenta de luz,
Ladraré en el vientre desprotegido de los péndulos dorados
Que se aparean con la calle,
A mis pies”

Rendido, se durmió empapado, con la voracidad de un viento tropical, concéntrico a su boca de arena, esperando vida desde el trisado vidrio lleno de fisuras ensangrentadas, con pelos colgando desde el marco del ventanal.


No hay diferencia cuando la existencia se vuelve una.

lunes, 18 de octubre de 2010

Me rehúso a dedos "foráneos" sin prueba de blancura!

Escrotos de indelebles alegrías y blasfemas hipocresías,

¿qué han hecho de mis ganas descascaradas por arrancarle algo,
un pedacito baboso a la vida que me queda?

Ese dedo acusador...la mano veterinaria: ansiosa por testear mi próstata querida,

Hoy me sumo a la testarudez ante la ciencia perniciosa y violenta,

Rehúso el examen que pretende desflorarme el ano,

Metiendo y sacando como purgante, mi dignidad de bolsillo,
por un resultado,

Que señores! Seamos claros!!,

Ya conocemos.

domingo, 17 de octubre de 2010

Plan B

Acabo de llegar a la ciudad de Sodoma y Gomorra, a la vuelta de la esquina o en el centro de mis calzoncillos,

Dejo convicciones en casa, me permito adiestrar por la mujer con apellido de un gran amigo: llevo pulsera negra, camisa con gorro, pecho descubierto, anillo al pulgar, estoy preparado, solo falta una vagina que acoja voluntariamente a este semental.

Escucho a Leonard Cohen antes de salir, me encolonio de coraje, y voy como rambo a coger la noche.

Resultado, diosas, y todas putas, queriendo cobrarme hasta por hablarles.

A probar suerte la segunda noche, que a la tercera tengo pasaje de vuelta.

Esta vez, no voy con la bravía mujer de apellido de mi amigo, que me lanzaba al vacío en el pecho oscuro de toda fémina, no, ahora voy con su hombre, mi amigo: un par de bares, misma calidad de carne jugosa, igual situación, las cinco que conocí, prostitutas.

Regreso a mi país, me saco el anillo, la camisa con gorro y la pulsera, para dormir con el plan B, mi esposa, sin depilar, roncando a mi lado, y soltando gases nucleares, porque comió algo que le hizo mal, y no me esperaba esa noche.

viernes, 15 de octubre de 2010

huesped (a)

Hay un huésped en mi cuerpo,
que ara mis tripas y de sopetón caigo retorciéndome en el suelo.

Hace de mi mente su retrete, y deposita cuanta seña y duda gruesa ha deglutido en los años.

Se basta en la fobia misma de gallinas desplumadas a cuero pelao y cacarea por mis rodillas de noche a día,

Araña la conciencia de pasados que no fui, y aquí me tiene como parásito de mi propia historia.

lunes, 4 de octubre de 2010

I

Despavorido humedeció recuerdos salivados en sus manos, en las rodillas,
Miraba en secreto desde la profundidad de la boca, abriendola, mostrando los dientes,afilados colmillos, que pesaban, los iba arrastrando en el pavimento, sacándoles filo cada vez que desde lejos, desde lo inexistente, la veía.


"huelo tu sangre, te siento menstruar en mis venas,
los pies se me han cubierto de hielo...desmedidamente!
las garras me han crecido como a un muerto,
no muerto,
desmontado del columpio que solo por diversificar el entretenimiento,
ha forjado Hades en el inframundo".


Te acercas demasiado, ya no me distingo de mí.
(la diferencia, exige dos existencias, al menos remotas )